Por una escalera larga peldaños blancos y negros sube y baja a sus diez hijos con sonoros martilleos.

El pianista